Cocido de Liébana

La receta paso a paso para preparar un delicioso cocido de Liébana, una especialidad de la región de Cantabria. El cocido de Liébana se caracteriza por su sabor intenso y la combinación de diferentes tipos de carnes y legumbres. ¡Comencemos!

Valoraciones:

0
(0)

Raciones-menú:

Para 2 personas

Tiempo de preparación:

1 h 25 min

Calorías:

335 cal

Preparar para:

Comer / Cenar / Tapa

Lista de Ingredientes:

  • 250g de garbanzos
  • 200g de panceta
  • 200g de costilla de cerdo
  • 200g de tocino fresco
  • 200g de morcilla de ternero
  • 200g de carne de pollo
  • 2 huesos de jamón
  • 2 chorizos
  • 2 morcillas
  • 2 patatas
  • 2 zanahorias
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Sal
  • Pimentón dulce
  • Aceite de oliva

Introducción

El cocido de Liébana es uno de los platos más representativos de la cocina cántabra. Se caracteriza por la combinación de carnes, legumbres y verduras, lo que lo convierte en un plato completo y nutritivo.

La región de Liébana, en Cantabria, es famosa por sus productos agrícolas y ganaderos de alta calidad, lo que contribuye al excelente sabor del cocido.

El cocido de Liébana suele servirse en ocasiones especiales, como festividades religiosas o reuniones familiares. Es un plato que se comparte entre amigos y seres queridos, creando un ambiente cálido y acogedor.

En algunas variantes del cocido de Liébana, se agrega repollo o col rizada para darle un toque adicional de sabor y textura.

Este plato cántabro se acompaña tradicionalmente con pan casero y vino tinto de la región, creando una combinación perfecta de sabores y aromas.

¡Espero que disfrutes preparando y saboreando este delicioso cocido de Liébana! Bon appétit!

Instrucciones paso a paso

0
(0)
  1. Remojo de los garbanzos: La noche anterior, pon los garbanzos en un recipiente con agua y déjalos en remojo durante al menos 8 horas. Esto ayudará a ablandarlos y acelerar su cocción.
  2. Preparación de las carnes: En una olla grande, agrega agua y lleva a ebullición. Añade las carnes (panceta, costilla de cerdo, tocino fresco, morcillo de ternera, carne de pollo y huesos de jamón) y hierve durante unos minutos. Luego, escúrrelas y reserva el caldo resultante.
  3. Cocción de los garbanzos: En otra olla grande, vierte los garbanzos escurridos y cúbrelos con agua limpia. Lleva a ebullición y cocina a fuego medio durante unos 30 minutos. Después, retira la espuma que se forme en la superficie.
  4. Preparación de las verduras: Mientras los garbanzos se cuecen, pela y corta las patatas en trozos grandes. Lava y corta las zanahorias en rodajas. Lava y corta el pimiento rojo en tiras. Pela y pica la cebolla y los ajos.
  5. Sofrito: En una sartén grande, calienta un poco de aceite de oliva y añade la cebolla, el ajo y el pimiento rojo. Sofríe hasta que estén tiernos y ligeramente dorados. Luego, agrega una cucharadita de pimentón dulce y remueve bien.
  6. Montaje del cocido: En la olla donde se están cociendo los garbanzos, añade las carnes previamente hervidas, las patatas, las zanahorias y el sofrito de cebolla, ajo y pimiento rojo. Añade también la hoja de laurel y sazona con sal al gusto.
  7. Cocción final: Cubre todos los ingredientes con el caldo reservado de las carnes y agrega agua adicional si es necesario. Lleva la olla a ebullición y luego reduce el fuego a medio-bajo. Cocina a fuego lento durante aproximadamente 1 hora o hasta que las carnes y las verduras estén tiernas y los sabores se hayan fusionado.
  8. Preparación de los embutidos: Mientras el cocido se cocina, en otra olla aparte, coloca los chorizos y las morcillas. Cubre con agua y lleva a ebullición. Cocina durante unos 15 minutos para que los embutidos se cuezan por completo.
  9. Servir: Una vez que el cocido esté listo, retira las carnes, las patatas y las zanahorias y colócalas en una fuente de servir. Puedes cortar las carnes en trozos más pequeños si lo deseas. Escurre los embutidos y córtalos en rodajas.
  10. Presentación: Sirve el cocido de Liébana en platos hondos, colocando los garbanzos, las carnes, las patatas y las zanahorias en el centro. Acompaña con las rodajas de chorizo y morcilla. Puedes decorar con perejil fresco picado.

¡Y voilà! Ya tienes listo un delicioso cocido de Liébana al estilo de Cantabria. Este plato tradicional es perfecto para disfrutar en los días fríos, ya que te reconfortará con su sabor casero y sustancioso.

Promedio 0 / 5. votos: 0

Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Promedio 0 / 5. votos: 0

Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Más recetas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *