Este Domingo el Racing tenía un encuentro complicado ante uno de los mejores equipos de la categoría como es Las Palmas, actuales líderes de segunda división.
Después de un mal inicio de temporada, una victoria en Gijón dio esperanzas de poder competir de cara a cara ante Las Palmas y así fue.
El equipo salió enchufado y pudo irse al descanso ganando de una buena ventaja al equipo canario pero la expulsión de Jorge Pombo ayudada del VAR hizo que el Racing tuviese que remar todo el partido contracorriente.
Aún estando con un hombre menos y ante uno de los grandes de la categoría el Racing supo plantarse y conseguir que los canarios no creasen demasiado peligro en la portería racinguista y lograr un buen empate.
El ambiente del estadio fue único y fue una pieza clave para el juego del conjunto cantabro con el sobresaliente esfuerzo de algunos jugadores como Mantilla o Iñigo Sainz-Maza.
Este Domingo tienen otro partido difícil ante un equipo como el Eibar fuera de casa, se espera una gran afluencia de aficionados racinguistas a Ipurua.