El Racing vuelve a perder y ya son 3 derrotas en 3 partidos, buenas sensaciones en algunos encuentros pero con una falta grave de gol.

El partido contra el Oviedo ha sido desesperante para el aficionado, un penalti que decidió el VAR, las quejas continuas sobre el arbitraje y las excesivas perdidas de tiempo del rival hacia estallar a la grada racinguista.

Además el final del partido se tuvo que jugar con uno menos ya que Eneko Satrustegui tuvo que salir lesionado y no quedaban cambios, situación similar a la que pasó en la primera jornada con Unai Medina

Este inicio deja tocado al entrenador y deja claro a la directiva de que hacen falta fichajes antes del final del mercado, la siguiente fecha para el Racing el 3 de septiembre contra el Tenerife fuera de casa.