El Gobierno de Cantabria ha destacado que la tasa interanual de variación de paro registrada en la comunidad autónoma en enero es más de nueve puntos inferior a la media nacional, si bien ha reconocido su “preocupación” por la pérdida de afiliados en el primer mes del año.

En este sentido, desde el Ejecutivo han valorado que los últimos datos del paro, en un contexto de crisis sanitaria, han dejado “una de cal y otra de arena”.

Entre los aspectos positivos, el director del Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN), José Manuel Callejo, ha señalado en un comunicado la disminución de la tasa interanual de variación de paro registrado, el descenso del número de trabajadores en ERTE y, sobre todo, el mejor comportamiento del mercado laboral de Cantabria en comparación con el resto de comunidades autónomas.

Así, según los datos difundidos este martes por el Ministerio de Trabajo, en Cantabria la variación del paro interanual ha bajado del 16,06% al 12,67%, frente al 21,84% del conjunto del país.

En cuanto al número de trabajadores acogidos a un ERTE, a 31 de enero había en Cantabria un total de 8.071 personas, lo que implica 365 personas menos que hace un mes.

“Cantabria continúa resistiendo mejor la grave incidencia que la pandemia de COVID-19 está teniendo sobre el mercado laboral. En un contexto nada favorable para el empleo, nuestra comunidad autónoma registra mejores datos tanto en la evolución del paro”, ha valorado el director del EMCAN.

Por el contrario, entre los datos negativos, Callejo ha manifestado que la pérdida de 2.601 afiliados -un -1,21%- es “preocupante”, sobre todo para los sectores de comercio, hostelería y actividades administrativas, que pierden 1.461 empleos.

En términos interanuales, la afiliación en el último año ha retrocedido en Cantabria en 2.587 personas, un -1,20%, mientras que a nivel nacional ha caído un -1,75%.

En esta ocasión es el sector de hostelería el que aglutina el mayor número de empleos perdidos, 2.239. Frente a ello, la Administración Pública, la Educación, la Sanidad y los Servicios Sociales suman 2.508 afiliados más que hace un año.

Callejo ha afirmado que la incidencia de la pandemia sobre el mercado laboral, “siendo grave, es muchísimo menor que el impacto que tuvo la crisis económica y los recortes”.

En este sentido ha asegurado que Cantabria tiene un nivel de empleo superior al registrado en enero de 2019, y es el segundo mejor registro de la última década. En concreto, a 31 de enero de 2021 Cantabria suma 212.769 afiliados a la Seguridad Social, 23.000 afiliados más que en enero de 2014.

Con ello, Callejo ha querido poner de manifiesto que “si bien la pandemia ha supuesto un vuelco en nuestras vidas, con gravísimas repercusiones negativas en todos los ámbitos, el mercado laboral, gracias al esfuerzo del empresariado y a los planes de choque puestos en marcha por los gobiernos de España y de Cantabria, acordados con los agentes sociales, en buena medida está resistiendo”.

Finalmente, el director del EMCAN ha confiado en que “a medida que avance el proceso de vacunación y se vaya progresivamente recuperando la normalidad, tenga efectos positivos sobre el empleo y que a lo largo de este año podamos comenzar a revertir la evolución negativa desde la aparición de la COVID-19”.